Sé que a veces dar de comer al bebé puede resultar una ardua tarea. Son muchos los factores que pueden impedirte dar a tu hijo o hija la alimentación que necesita. A veces sueltan un “¡no!”, que parecen haber estado ensayando hasta la perfección; otras veces, simplemente se niegan a abrir la boca (no importa cuanto tiempo tengas la cuchara suspendida en el aire). Cuando no quieren comer, ponen sus cinco sentidos en rechazar todos tus intentos de meterle la cuchara en la boca. Con esto en mente queremos darte algunos consejos que te ayudarán cuando te encuentres en una situación similar a la de este pequeñín tan adorable...


(steveagisnaga Youtube Channel)

¿Verdad que es una monada? Sí que lo es, pero solo si no eres tú quien intenta darle de comer. Ambas sabemos que no es nada divertido y seguramente te estarás sintiendo frustada mientras lees este artículo porque tú tampoco eres capaz de meter una sola cucharada de comida en la boca de tu bebé. Aunque incluso en los momentos en los que tu bebé se pone así de revoltoso, consiga hacerte reir, necesitas una solución para conseguir que coma. Por eso, desde sillasdepaseo.es hemos pensado que este artículo era necesario. Si estás leyendo esto es porque probablemente te has encontrado en un aprieto como este en el pasado, en el presente o incluso eres de esos padres proactivos a los que les gusta documentarse para estar preparados cuando tengan un bebé. Sea como sea, estoy segura de que estos trucos te ayudarán (con que haya una sola persona a quien le sirva de ayuda, habrá merecido la pena escribir este artículo). Para los padres, toda ayuda es poca.; especialmente cuando bebés y papás están tan desesperados como los de la foto...


(Getty Imagesl)

Esta fotografía muestra a la perfección lo frustrante que puede llegar a ser, tanto para el bebé como para los papás, la hora de la comida. La cosa es que todos nos hemos encontrado en esta situación alguna vez, ¿verdad? (Bueno, al menos seguro que en una de las dos posiciones). ¿Pero sabes por qué? Pues porque no existe ninguna solución universal para dar de comer a tu bebé y porque cada bebé es diferente y único, lo que hace que los queramos aún más. Por eso, no quiero que pienses este artículo pretende decirte lo MAL que lo haces, porque, a menos que seas uno de esos que cogen la cuchara con dos dedos y del revés, esto es algo completamente normal y no significa en absoluto que seas un mal padre o madre. Tanto a ti como a mí nos gustaría que nos diesen algunos de los trucos que los padres con experiencia han probado y les han funcionado. Tan solo quieres una lista que explique cómo y por qué sin tener que escribir cientos de comentarios en foros ni leer cientos de webs antes de encontrar lo que necesitas. No es mucho pedir, ¿no? Parece que no porque aquí lo tienes.


(Getty Imagesl)

Consejo 1

El primer consejo que os dará todo el mundo es “haz que el bebé se sienta parte de la familia durante la hora de la comida”. Sé que te sentirás tentada a dar de comer al bebé a parte pero, aunque esta se la forma más sencilla de poder comer tranquilamente, es recomendable que sientes al bebé en la misma mesa. Esto hará que el bebé se adapte a la hora de la comida de forma más sencilla. Así que mi primer consejo es que te asegures de sentar al bebé contigo durante el tiempo que dure la comida en familia. Así se acostumbrará al ambiente y probablemente adoptará el comportamiento de aquellos que le rodean en la mesa. La mejor opción para esto es disponer de una trona donde poder sentar a tu bebé junto a toda la familia. En nuestra guía ¿Cómo comprar una trona?. , podrás encontrar más información sobre qué trona se ajusta más a tus necesidades. Hemos trabajado duro para poder ofrecerte un varios consejos que te ayudan a buscar y tomar una decisión fundamentada para que elijas la mejor opción para ti cuando compres en sillasdepaseo.es.

Consejo 2

Una vez que el bebé se siente con vosotros a la mesa durante la hora de las comidas, es importante que compartas tu comida con él/ella. Compartir o simplemente probar la comida del bebé puede normalizar la acción de comer, así como los alimentos que le das. El bebé compartirá la experiencia contigo y entenderá que es algo normal y bueno. Obviamente, no siempre será tan sencillo, pero si llevas a cabo este consejo, estarás creando una atmósfera positiva al mismo tiempo que estarás facilitándote la vida a ti misma con las futuras comidas.

Consejo 3

Háblale sobre los alimentos cuando le estés dando de comer. Cuéntale qué es lo que le estás dando. Muéstrate feliz y sonriente mientras lo hagas. Por muy tonto o inútil que esto pueda parecer, verás como cuanto más te involucres con el bebé durante las comidas, más éxito tendrás. Puede que esto te lleve más tiempo y que no siempre puedas hacerlo pero cuanto más tiempo inviertas al principio, mayores resultados obtendrás cuando el bebése vaya haciendo mayor. Por eso, asegúrate de recurrir a todos esos trenes, aviones, cochecitos y animales para implicar al bebé; cuéntale qué es lo que está comiendo y lo rico y delicioso que está y, con suerte, empezará a tener una mejor asociación de los alimentos. En cuanto a ti, esto te ayudará a estresarte menos en un futuro

Consejo 4

Haz que el bebé se acostumbre a la cuchara lo antes posible. Este consejo es realmente útil, ya que muchos padres no ven la necesidad de darle al bebé una cuchara si no sabe cómo utilizarla. Vale, aacepto esta idea, así como el miedo de algunos padres a que el bebé pueda hacerse daño con ella. Sin embargo, esta es una actitud errónea, pues la cuchara puede ayudar notablemente a que tu bebé se adapte al proceso de alimentación. Si no puede sujetar la cuchara correctamente (obviamente me refiero a una cuchara de plástico), coge tan solo una poco de comida, solo una pizca, para que pueda probarla de la punta de la cuchara. Imagina que estás poniendo pasta en tu cepillo de dientes y dásela al bebé. (Este truco también sirve para el cepillo de dientes pero trataremos ese tema en otro artículo). Este es un consejo realmente útil, pues los bebés pueden reaccionar de dos formas diferentes: felices por la autonomía que se les concede o disfrutando de los alimentos sin darse cuenta. De cualquiera de las dos formas, te ayudará con el tema de la alimentación y puede que el bebé empiece a asociar los diferentes sabores como algo positivo, mejorando así las futuras comidas. Por eso, !ya sabes!, asegúrate de dar una cuchara a tu bebé cuanto antes. Un consejo para otro consejo es: asegúrate de proteger la zona donde coloques la trona porque la comida y los cubiertos pueden empezar a volar por toda la habitación en cualquier momento.


(Getty Imagesl)
Consejo 5

La gente a menudo se olvida de este último consejo rápido. Crea un ambiente feliz en torno a la mesa.. Nuestras ajetreadas vidas y la acumulación de estrés de nuestro día a día nos hacen muchas veces olvidarnos de la inmensa importancia de este factor. Aunque parece algo muy sencillo, me siento en la obligación de recordar a algunos papás que crear un ambiente feliz en la mesa, y en la casa en general, es esencial. Centrándonos en la alimentación, para el bebé es muy importante estar rodeado por una atmósfera feliz mientras come porque esto puede hacerle asociar los alimentos con momentos felices. Por ello, es crucial dejar a un lado las regañinas, los gritos y las conversaciones estresantes cuando estemos en la mesa. Los bebés se percatan de muchas más cosas de las que pensamos, por lo que debemos ser muy precavidos. Esta actitud ayudará a que el bebé vaya comiendo cada vez mejor y que tú puedas prestar más atención a tu bebé sin el estrés de por medio. Ser conscientes de que debemos crear un ambiente feliz para nuestro bebé puede así mismo distraernos del estrés; tan solo tenemos que centrarnos en la comida. De esta manera conseguirás manejar mejor el proceso y disfrutarlo.

Como mencioné antes, el objetivo de este artículo solo es ayudarte en el proceso de alimentación de tu bebé con algunos consejos fáciles y rápidos que esperamos que te sean de utiliad. Claro está que esta no es una lista cerrada. Desde sillasdepaseo.es queremos desearte suerte en tu empeño en el proceso de alimentación y esperamos que estos consejos hagan que sea mucho más sencillo. Como resumen, os dejo con un dicho que, al menos a mí, me hace sentir muy orgullosa: la familia que se sienta unida, permanece unida. ¡Buena suerte!