¿Te resulta familiar?

Seguro que sí, sobre todo si estás leyendo este artículo. Casi todos los padres hemos vivido un viaje con todo el repertorio: ¿Falta mucho mami?, ¿Cuánto falta? o ¡Quiero ir al baño!. Es una situación tan común que hasta Ice Cube protagonizó la película "¿Cuándo llegamos" sobre el tema.

Are we there yet Movie

(slightlywarped.com)

Como es un problema tan común entre padres y niñeros de todo el mundo, hemos pensado en compartir algunos consejos para hacer los viajes en familia más llevaderos.

¿Comenzamos? Seguro que alguno de vosotros está leyendo este artículo desde el coche al darse cuenta de que los niños no piensan aprovechar el viaje para dormir una siesta.

Divideremos estos consejos en dos secciones:

1. ¿Cómo prepararse para el viaje?

2. ¿Qué hacer durante el viaje?

El punto más esencial a la hora de preparase para cualquier tipo de viaje es cumplir con todas las normas de seguridad. Si necesitas más información sobre este tema puedes echar un vistazo a nuestra guía sobre sillas de coche, que aborda el tema legislativo en el primer capítulo.

Todos los niños con una estatura inferior o igual a 135 deberán utilizar sistemas de retención infantil y ocupar los asientos traseros. Tenemos una gran variedad de sillas de coche disponibles que puedes ver aquí.

¿Cómo preparar separa el viaje?

1. Utilizar la ropa adecuada

Sobre todo, ahora que lleva el verano, poner especial atención en la ropa de los niños es imprescindible. Las protestas se duplicarán si además de estar aburridos, también están asados de calor. Prendas cómodas y de algodón evitan sudores. Siempre podéis almacenera una mantita fina en el coche por si enfría al atardecer.

2. A la sombra

No hay nada más incómodo que viajar en el coche con el sol pegándote directamente en la cara. A los niños tampoco les gusta. La forma más sencilla de acabar con este problema son los parasoles para ventanas, que además se pueden encontrar con gran variedad de diseños infantiles para que tus pequeños puedan escoger su favorito.

3. Algo para picar

Imprescindibles en viajes largos, pero también pueden ser de ayuda en los viajes cortos. No hay nada peor que un niño hambriento en el asiento trasero mientras tratas de concentrarte en la carretera. Tener algo de fruta, vegetales o yogures a mano puede ser de gran ayuda y además los mantendrá entretenidos durante un ratito. No escojas algo demasiado complicado, así evitarás tener que moverte para limpiar a tu bebé o a tu coche. Y asegúrate de que hay suficiente para todos, no quieres acabar tan frustrado como este Papá.

4. Juguetes

Este punto parece muy obvio, pero con las prisas y el estrés que conlleva hacer las maletas, a veces nos olvidamos de las cosas más importantes. Un consejo para mejorar tu viaje: evita juguetes con músicas repetitivas para que no se te acabe la paciencia. Si resulta que tu hijo está en uno de esos días en los que no hace más que tirar su juguete para que tu se lo recojas, puedes atarlo a la silla de coche para que el mismo pueda recogerlo.

5. Planifica tus paradas de antemano

Las paradas necesitan ser programadas, sobre todo en los viajes largos. Es necesario que tanto niños como adultos salga de vez en cuando a estirar las piernas y aprovechar las paradas para ir al baño, así evitaremos tener que parar el coche en medio de la nada. Otra de las ventajas de planificar las paradas es que será más fácil contestar la mítica ¿Cuánto falta?.

Todos estos consejos son muy útiles pero puede que ya estés en el coche y tengas que pasar directamente a la sección dos.

¿Qué hacer durante el viaje?

1. Cerraduras bloqueadas a prueba de niños

Esto es uno de los puntos más importantes, lo último que queremos es que en medio de la autopista el niño abra la puerta del coche jugando. Sobre todo en viajes largos, los niños tenderán a jugar con todo lo que encuentran. Debe ser parte de tu rutina diaria asegurarte de que las puertas están bloqueadas antes de arrancar el coche.

2. Tablet, Ipad o reproductor DVD

Puede que sea una sugerencia algo polémica, pero las tablets funcionan. Si durante el viaje pueden ver una película o sus dibujos favoritos estarán mucho más relajados. Además, cada día hay más aplicaciones y juegos para edades específicas, pueden jugar y aprender al mismo tiempo.

3. Hora de jugar

Por supuesto, están los juegos de toda la vida, que entretienen a los niños y de vez en cuando también a Mamá y Papá. Todos juntos podéis jugar a Veo veo o Palabras encadenadas y las horas en el pasarán mucho más rápido.

Una vez superado el viaje, es importante que los niños se sientan como en casa en su destino de vacaciones. Si tu hijo tiene problemas durmiendo en una cama que no es la suya, os recomendamos el uso de una cuna de viaje. Tenemos toda una sección de cunas aquí.